¿Cómo lograr tus metas de ahorro?

Durante la niñez, muchos pensábamos que al llegar la edad adulta lograríamos ciertas metas automáticamente. Tener un buen vehículo, una casa propia y formar una familia, son objetivos que en esa etapa dábamos por sentado, pero que al alcanzar la adultez nos dimos cuenta de que no eran tan simples como imaginamos y que nuestros ingresos pueden resultarnos escasos en proporción con todo lo que deseamos. Esto puede ser frustrante a la primera, pero descuida, con un poco de planificación financiera puedes lograr todo lo que te propongas.

¿Cómo puedes organizarte para lograr tus metas? ¡Tenlas bien claras! Independientemente de cuáles sean tus objetivos debes de definir con claridad qué deseas y, aún más importante, por qué lo deseas. ¿Deseas un vehículo nuevo porque te gusta como luce o porque agilizará tu forma de transportarte? Independientemente de cuál sea la respuesta, define bien la intención que te motiva. Este es un paso crucial para que mantengas el interés durante el camino hacia tus sueños.

Después definir tus objetivos es crucial que determines detalladamente tus gastos y tus ingresos. Durante un mes, guarda cada recibo, factura y registro de tus gastos, súmalos y analiza si se corresponde a tus ingresos. Te pueden sorprender la cantidad de consumos secundarios que están absorbiendo tus ingresos. Al observar tus consumos pregúntate: ¿Estoy gastando más de lo que gano? ¿Qué gastos puedo reducir? ¿Cuánto puedo empezar a ahorrar? Responde estas preguntas y es muy probable que empieces a ver mucho más claro qué necesitas hacer para lograr tus objetivos.

¡Queremos que empieces a ahorrar ya! Y sabemos que para esto es primordial que conozcas tu contexto financiero, así que elaboramos para ti una guía en la que puedes determinar cuáles son tus gastos primarios y secundarios. A partir de esto, estarás listo para iniciar el trayecto que te conducirá a la consecución de tus sueños.

¡Descarga aquí tu guía para empezar a ahorrar!

Descarga la guía de planificación financiera